Deja un comentario

HISTORIANDO

Todo buen proyecto debe cumplir dos criterios fundamentales: debe tener sentido para los alumnos, deben percibirlo como algo que personalmente quieren hacer bien porque les importa. Y además debe tener un propósito educativo, debe ser significativo, acorde a los objetivos de aprendizaje del tema o materia que trata.

Segun John Larmer, John R. Mergendoller, PhD.  estos son los ocho elementos esenciales que debe incluir un buen proyecto:

Contenido significativo

Los contenidos de nuestro proyecto intentan ser lo mas cercano al alumno, para que así lo pueda integrar dentro de sus vivencias y aprendizajes. Partimos de los conocimientos de los niños y de sus intereses y  a partir de ahí , vamos configurando las investigaciones , estudios y nuevos aprendizajes. Aunque los contenidos de historia aparentemente , parecen distantes en el tiempo , si que contamos con los restos históricos que permanecen y están en el entorno del niño.

Necesidad de saber

Podemos plantear a los alumnos una idea, describir la tarea a realizar, dar instrucciones y recursos… o podemos empezar con un golpe de efecto, una actividad motivadora que incite al niño a querer seguir investigando y descubriendo sobre el tema. Creando una necesidad en el individuo una curiosidad que le lleve a querer saber más.

Un evento que dirija la investigación

Abrir el proyecto con un “evento” que haga surgir preguntas por parte de los alumnos hacia el profesor (y no al revés). Un evento implica algo emocional, algo que activa al alumno, que apela a su necesidad de saber. Siempre hay un evento final hacia el que se dirige la investigación , no solo para aprender sino para realizar una actividad concluyente, para la cual necesitamos investigar y saber un poco más.

Voz y voto para los alumnos

Una vez captado el interés de los alumnos, el profesor plantea las tareas a realizar. Hay una escala de autonomía de los alumnos que puede empezar por elegir entre varias opciones propuestas por el profesor y terminar pidiéndoles que propongan una idea de proyecto y que ellos mismos se repartan responsabilidades y ajusten tareas. Pero los alumnos deben tener capacidad de elección dentro de un proyecto.Siempre orientándoles y dirigiéndoles de forma encubierta, dada la edad de nuestros alumnos.

Competencias y trabajo colaborativo

Una vez planteado el proyecto llega la hora del trabajo colaborativo. Identificando y distribuyendo con ayuda del profesor, las tareas a realizar.El trabajo colaborativo no sale solo. Antes del proyecto el profesor debe haber preparado a los alumnos con actividades o juegos de roles y de hacer equipo.

Un buen proyecto debería darle a los alumnos la posibilidad de practicar y así aprender las competencias demandadas en nuestros tiempos: expresión del pensamiento crítico, comunicación efectiva, uso de tecnologías y trabajo en equipo.Siempre ajustándolo a la edad del niño

Investigación lleva a innovación

Con el evento de entrada en el proyecto y el debate surgido de él, el profesor recolecta una serie de preguntas que ayudan al ajuste de lo que queremos saber y  del evento final. Los alumnos mediante libros, webs, documentales, noticias…y con la ayuda del profesor irán orientando su tarea y realizando las diferentes actividades que le ayuden a concluir con el evento final.En la verdadera investigación los alumnos deben seguir un hilo que les lleve a más preguntas, a la búsqueda de nuevos recursos y finalmente a sus conclusiones e ideas propias sobre cómo resolver el problema. Es muy importante crear un ambiente en clase que anime a los niños a añadir nuevas preguntas,curiosidades, a hacer hipótesis y a estar abiertos a nuevas perspectivas. Dada la edad de los alumnos , esta es la parte más dificultosa y que queda muy delegada al profesor.

Evaluación, re-alimentación y revisión

Mientras los alumnos desarrollan sus productos, el profesor debe estar continuamente supervisando y comprobando las producciones y materiales realizados y utilizados por los alumnos, resaltando el avance. La evaluación a lo largo del proyecto es importantísima, y que los alumnos la sientan así.Con ella los alumnos aprenden que el trabajo de calidad no sale del primer intento, que en la vida real nuestro trabajo está sujeto a continua revisión y cambios.Además el profesor también debe promover y dirigir la crítica constructiva y reflexiva entre los alumnos. Deben aprender que el trabajo de calidad en el mundo real no sale a la primera, sino que es fruto de una continua revisión.

Presentación el producto final ante una audiencia

Este es un punto muy importante para el alumno y el profesor, en donde , en unos días especiales se revive todo lo trabajado de forma vivenciada y se realiza el evento final. Aquí el niño se siente el verdadero protagonista de su trabajo.

Grupo de niños Historiando.

Grupo de niños Historiando. Aulas AyB.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: